Zaz deslumbró al público rosarino en Metropolitano

11/10/2016

Un show de casi dos horas donde  Zaz hizo vibrar al público que colmó Metropolitano en el primer concierto de su gira por Argentina. Recorrió varias melodías de sus tres discos de estudio y homenajeó al país con algunos temas en español.

 

Durante un show de casi dos horas, Zaz hizo vibrar al público que colmó Metropolitano anoche para realizar un extenso recorrido por sus discos, en un show plagado de histrionismo, frescura y alegría en el que transmitió su toda su potencia y derrochó su charme parisino. Hubo lugar para la improvisación, canciones en español, diferentes estilos musicales y hasta un tema nuevo realizado especialmente para la gira.

Pasadas las 20,30 la banda residente Rosario Smowing, descorrió el telón de una larga velada para calentar motores con energía y sumo profesionalismo, logrando durante más de 40 minutos que todas las miradas estén concitadas en su música y un carismático despliegue bien recibido por los espectadores. Quince minutos antes de las 22, se apagaron las luces y Matropolitano estalló en una ovación para darle la bienvenida por segunda vez a la parisina.

El escenario se destacaba por una estética impecable, cuidada, pero no por eso poco sobria (a diferencia de la de su primera vez en rosario a comienzos del año pasado), compuesta por un set lumínico y una pantalla de fondo que generaban diferentes climas y atmósferas, y que si bien decoraban el escenario, quedaban en segundo plano ante a la arrolladora energía de Zaz que acaparó toda mirada.

La artista se apoderó de la escena con un colorido vestido, único vestuario dando inicio al espectáculo con una extensa introducción electro soft, en donde siete músicos, algunos multiinstrumentistas, se integraron al show y se destacaron con sus solos, bailes y jugueteos cómplices con Zaz, descartando la idea de ser un mero complemento. “La Fée” fue la elegida para comenzar, y con la que se ganó al público desde el inicio del espectáculo. Siguió con la celebrada”Comme ci comme ça” y “Paris sera tojours Paris”.

Mantuvo contacto directo con la gente en varios pasajes del show, demostrando que la estructura del escenario no es límite para ella. Tal como sucedió en “Si jamais j´oublie”, corte difusión de su última placa grabada en vivo, apareció desde el centro del predio para luego cruzar al escenario nuevamente y cantar la última estrofa. En “Je veux” sucedió algo similar, bajó del escenario para acercarse a la valla y saludar a sus fans mientras cantaban el estribillo de la canción que fue catapulta al éxito, y en la que una vez más, se lució con so solo de trompeta vocal. En “Laissez moi” bajó a un mini escenario en frente del principal, para cantar con su público y disminuir las distancias, como en varios pasajes del show.

Entre varios temas de su repertorio, sonaron “Detérre”, “Si je perds”, “La parissiene”, “Les passants”, una de las más coreadas por los presentes, y “Dans ma rue” de la emblemática Edith Piaf. También hubo momentos para las acústicas en canciones como “Si” y “La lessive” que constituían un momento íntimo y sublime.

Utilizó un momento del show para referirse a su compromiso con diversas causas y proyectos en favor de la sociedad que reivindica en su espacio ZAZIMUT. En cada ciudad que visita en sus giras, permite que alguna ONG pueda recaudar fondos para una causa especifica y difundir su participación.

El falso cierre del show estuvo a cargo de una emotiva versión de “Eblouie par la nuit” en donde recorrió lentamente el escenario con paso firme. Si bien la ovación del cierre indicaba que a audiencia estaba más que satisfecha, los asistentes aun tenían ganas de más.

A la hora de los bises, Zaz agasajó al público rosarino con una versión muy visceral y sentida de “Gracias a la vida”, en la que luego pidió disculpas por la pronunciación. Homenajeó a su lugar de origen en “ Sous le ciel de Paris” y cerró con “On ira”, otro de sus hits interpretado con la euforia al nivel más elevado. El aplauso final fue largo y merecido, y no quería irse del escenario, tanto así que los músicos volvieron al escenario y extendieron la canción unos minutos más.,

Lo más meritorio de Zaz, más allá del incuestionable talento, fue la capacidad para mantener encendido a su público sin que decaiga un instante, por más que no hablen su mismo idioma y no pronuncien a la perfección todas las letras. La próxima parada para la artista será el 13 de octubre en el Luna Park y el 15 en Córdoba, donde más gente del paía podrá vibrar con su magia. Chapeaux!.

 

La lessive (Zaz en Rosario 2016)

 

 

, Cultura

Leave a Reply