“Se apunta a tener una maternidad centrada en la familia”

29/08/2014

Gabriela Puig, directora de Neonatología de la Maternidad Martín, hace un repaso por distintos ejes que se suceden en el día a día de la Martin.

Gabriela Puig, jefa de Neonatología de la Maternidad Martin.

 

En el quinto piso de la Maternidad Martin,  nos recibió Gabriela Puig, directora de Neonatología de la maternidad. Promedio de partos, embarazos adolescentes, la idiosincrasia de la Martin y el impulso para el voluntariado son sólo algunos de los temas que se suceden en la charla con Gabriela.

-          ¿Qué promedio de partos se atienden por día en la Maternidad Martin?

-          Ahora, el promedio de partos es de 12 por días. Cabe aclarar que esta Maternidad fue pensada para atender 3.500 partos anuales. A medida que empezamos a trabajar cada vez más la gente eligió venir acá y cada vez tuvimos más partos. Entonces, llegamos a superar los 4.500 partos por año. Hicimos mil partos más de lo que estaba pronosticado. Permanentemente se trata de bajar el número de partos porque la capacidad operativa de la institución es superada por la demanda. Hay días que hay 24 nacimientos, otro día a lo mejor 18, y las madres se quedan en internación alrededor de 48 horas. Entonces, al sumarse las internaciones de dos días no hay lugar suficiente y eso se resuelve trasladando a la mama con su bebe en ambulancia a otro hospital, lo cual es un incordio. Así que se trabaja fuertemente con los centros de salud para tratar de que algunos centros deriven sus partos a otros efectores. En esto de la unión de la municipalidad y la provincia en la gestión de la salud ha permitido que puedan centros municipales mandar sus mujeres embarazadas a parir a efectores que son de la provincia y viceversa.

-          ¿Que tan frecuentes son los embarazos adolescentes y de niñas? La maternidad trabaja en prevención en estos casos?

-          El parto de madres adolescentes se mantiene estable.  Aproximadamente en un 21% de los partos que se realizan en la Maternidad. A veces sube un poquito, a veces baja. Pero se mantiene estable en el tiempo. Adolescentes sería hasta los 21 años, lo que más preocupa son las adolescentes menores, las chicas de 13, 14 o 15 años porque tienen mayor morbilidad. Son embarazos de riesgo, por la posibilidad de complicaciones del mismo. En general, cuando uno investiga cómo es la vida de esa niña, de esa madre joven, encontramos una abuela que en general está rondando los 30 años.  Es decir, se repiten las historias. Y suelen ser embarazos elegidos, ellas eligen tener sus hijos de jovencitas. Y uno lo que trabaja una vez detectada esa situación es tratar de que por lo menos el segundo hijo lo tenga después de dos años, para que se recupere adecuadamente y para que pueda criar a ese primer hijo.

En la maternidad se trata de trabajar en anticoncepción con estas madres. A veces cuando son muy adolescentes se puede detectar alguna situación de abuso, o algunos embarazos no han tenido ningún control prenatal y esto también te hace sospechar que existe algún tipo de disfunción en la familia que pueda estar motivando esta situación.

-          ¿Cuáles son las principales complicaciones que traen las madres cuando llegan a la maternidad?

-          Uno debe pensar que el embarazo y el parto es algo fisiológico, no debería tener ninguna complicación. Es algo natural, pero por fuera de esto puede pasar que se presenten patologías relacionadas con el embarazo que pueden ser la presión del embarazo, la diabetes del embarazo, las infecciones urinarias, pero como dije antes se debe partir de la base de que el embarazo y el parto son procesos fisiológicos y naturales, y que la postura del obstetra y del neonatólogo debe ser intervenir lo menos posible y acompañar para que eso sea un proceso natural, que pueda estar acompañado por la familia.

En una época los nacimientos ocurrían en las casas, había infecciones de las puérperas y así fue que los partos comenzaron a ser en los hospitales. Y pasaba lo mismo. Hasta que alguien descubrió que lavándose las manos antes de atender a las embarazadas las infecciones disminuían. Entonces pasamos al otro extremo, a medicalizar en exceso los nacimientos, es decir: el rasurado, la enema, el suero con los oxitoxicos que es la medicina que estimula la contracción del útero para estimular las contracciones. Hay que revisar todos esos procesos y ver que de todo eso es necesario. Tiene que haber un punto. O el querer hacer un cesárea para que el nacimiento sea más confortable es un error, porque la posibilidad q ese bebe tenga dificultades para respirar es mucho más alta del que nace de un parto normal. Cuando queremos superar a la naturaleza es donde metemos la pata.

-          Como impulsora del voluntariado de la Maternidad, ¿Qué sensaciones le produce ver que esa experiencia es sustentable y ha crecido mucho con los años?

-          La Residencia de Madres surge en la maternidad vieja y era un espacio donde las madres almorzaban, un espacio donde poder permanecer. El voluntariado se suma a idea de la Residencia de Madres y son las personas que pueden acompañar y sostener ese espacio. Surge con la idea de acompañar a las madres que tienen a sus bebes internados en la neo. Cuando arrancaron eran muy poquitas, se hicieron un montón de reuniones para saber dónde estaban, que harían, cuál era la idiosincrasia de la maternidad, como era el apoyo en la lactancia, todo ese eje de pensamiento tenía que estar muy claro. Y a medida que este grupo fue caminando, se fue ampliando y no solo en el número de integrantes sino en las propuestas que fueron surgiendo de ellas mismas, fueron abarcando más cosas constantemente y entonces se fue enriqueciendo. Hoy en día nos consultan, claro, pero tienen autonomía, deciden que hacer y qué no, son reconocidas como imprescindibles en el funcionamiento de la Martin. Tienen un rol fundamental. En época de vacaciones decidieron mantener una guardia, antes enero y febrero el voluntariado no tiene, ahora se turnan para poder venir y solucionar cualquier inconveniente.Es un logro que no lo siento propio pero yo sentía que era algo imprescindible que tenía que estar en este lugar.

 

La Martin, una maternidad prestigiosa.

Al reconocimiento del ámbito de los profesionales de la salud, la Martin le agregó el de la Organización Mundial de la Salud y la Unesco por su tarea en fortalecer los vínculos madre-hijo. A esto hace referencia Puig, en el siguiente audio:

 

, , Salud

Leave a Reply