Embarazos adolescentes

24/10/2015

El embarazo adolescente es una de las primeras causas de deserción escolar entre las jóvenes. Un trabajo realizado en 2014 por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y Unicef advirtió que el 7,10 por ciento de las adolescentes de todo el país en edad escolar dejaron la escuela tras quedar embarazadas.

Siendo la maternidad precoz uno de los tantos indicadores que se siguen de cerca para evaluar y planificar la atención en la salud pública municipal, después de casi dos décadas de mantenerse en valores cercanos al 28 por ciento, en los últimos tres años el embarazo adolescente disminuyó su incidencia en las maternidades públicas municipales. Desde 2012 se produjo un descenso del 6 por ciento de embarazos adolescentes en Rosario gracias a las políticas públicas que lleva adelante el municipio. Sin embargo, las cifras que registra el país son preocupantes.

Según un informe del Ministerio de Salud de la Nación, 321 bebés nacen por día y son paridos por jóvenes que no llegan a los 20 años, lo cual representa un total de 117.386 nacimientos por año. A su vez, el dato alarmante es que 3.261 niños son dados a luz por niñas de entre 10 y 14 años, lo cual desprende que hay 9 niñas por día que paren en el país, ya sea por falta de inclusión social o casos de abuso sexual.

Estos embarazos de niñas y jóvenes, no son sólo un tema de salud, también representan un problema social importante, en el cual se pone en juego el acceso a la educación como un factor muy importante.

Referencia: en recuadro rojo se identifican las jurisdicciones con mayor incremento de la tasa entre 2001 y 2011. Fuente: UNICEF elaboración propia en base a datos de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud del Ministerio de Salud de la Nación. 

En Rosario se implementa desde 2004 el Programa de Equidad Educativa, que beca y acompaña a las alumnas que son madres o están embarazadas para que terminen la secundaria. Y hay experiencias de retención escolar en aquellas escuelas que aplican regímenes especiales para las mamás o incorporan salas donde reciben a los bebés y sus madres pueden darles la teta.

Sandra Tolsa Coordinadora del Programa de Equidad Educativa para alumnas madres y embarazada, contó lo que realizan: “nosotras acá trabajamos con adolescentes que son mamás, y algunas que están por serlo, hasta los 18 años, mediante talleres fundamentalmente en los barrios, desde los distritos”, y agregó: “desde este programas queremos alentar a que las madres y embarazadas adolescentes continúen su educación, para esto brindamos una beca escolar.”

Esto comprende por un lado una beca de 10 meses y por otro lado actividades de desarrollo personal y social a través de los cuales se promueven los derechos de esas mujeres. No obstante, falta mucho para que estas iniciativas se generalicen, “nosotras sentimos que estamos haciendo cosas, pero nos gustaría hacer más cosas, tenemos muchas limitaciones políticas, es muy difícil trabajar en cuestiones sociales” agregó Tolsa.
Desde este programa perteneciente al Instituto Municipal de la Mujer el seguimiento y contacto con las alumnas es permanente, esto es para consolidar el espacio de contención, y generar un menor rechazo de la familia próxima, la inclusión institucional, además de mayores oportunidades de continuidad en el sistema educativo.

La coordinadora amplió: “El programa está basado en dos ejes, por un lado el apoyo dirigido a mejorar las oportunidades y condiciones de vida de las adolescentes embarazadas, para que puedan continuar los estudios y la capacitación sobre sus derechos, y por otro lado la prevención que está destinadas a prevenir, es decir a no repetir el embarazo adolescente no planeado.”

A su vez “la idea es un poco también la prevención de la violencia hacia ellas, y en la violencia enmarcamos abusos, noviazgos violentos, entre otros, y hay casos que no se denuncian ya que muchas mujeres naturalizan esto, que el hombre les grite, las humille, es normal para ellas. Hay caso en los que se les interrumpió la niñez porque fueron abusadas, en mucho de los casos este embarazo no fue deseado ni planificado”.

Sociedad

Leave a Reply