El desafío de dar clases con TIC

04/11/2015

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación ya no son una novedad sino que forman parte de una gran cantidad de colegios de la ciudad de Rosario y de la provincia de Santa Fe. La profesora del colegio Arzeno, Laura Suárez, cuenta acerca del proceso de planes como Conectar Igualdad y las vicisitudes a las que se enfrenta todo profesor que debe enseñar con TICs en el aula.

La sociedad en la que vivimos avanza a pasos agigantados en términos tecnológicos generando entornos nuevos que conforman una constante convivencia con las nuevas tecnologías. Tal es así que ha sido inevitable y al mismo tiempo urgente que los jóvenes estudiantes incorporasen las destrezas que les permitieran enfrentar el actual mundo moderno.

Es por todo esto que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) se han vuelto elementos primordiales en los procesos de enseñanza y aprendizaje de la educación básica actual. Pero la presencia de computadoras y otros equipos no garantiza un uso adecuado o fructífero para con los alumnos. Ni tampoco transformar o revolucionar la educación.

Del aula para adentro suceden muchas cosas, y eso significa que las maestras o profesoras tengan que lidiar con niños y jóvenes que están con sus celulares y/o esmarfouns 24/7. También que esas mismas docentes tengan un miedo irremediable de amigarse y conocer a fondo las tecnologías y por ende abandonan todo intento y vuelven a los viejos métodos de enseñanza.

Lo cierto es que haya o no equipos, tengan o no iniciativa las profesoras o profesores e incluso haya o no entusiasmo por parte de los alumnos, la conjunción de todos esos múltiples factores será lo que influye de forma imperante en la integración de las nuevas tecnologías en los sistemas educativos.

TICs en Rosario

Laura Suárez, profesora de Informática de la Escuela Juan Arzeno de Rosario, ha hecho hincapié en la idea de que planes como “Conectar Igualdad” o “Primaria Digital” son sumamente importantes en el desarrollo educativo, un verdadero empujón en la enseñanza pero que todavía presentan dificultades para hacerlos funcionar. Es notable la incorporación de equipos pero claramente se requiere de una capacitación y un mantenimiento.

Laura forma parte de capacitaciones en colegios a lo largo de un año para entrenar a docentes y alumnos en el uso de esas nuevas tecnologías y a partir de eso comenta: “Ha habido muchos casos donde se entregaban los equipos y quedaban guardados en un aula de la escuela por un año porque nadie sabía manejarlos. Entonces esos equipos se desvalorizan en poco tiempo porque al año siguiente ya son viejos.

Otros casos muy comunes que resaltó Laura son aquellos donde se deja estar el equipamiento sin hacer los mantenimientos necesarios o los cambios de hardware porque la tecnología cambia permanentemente y requiere sí o sí de cambios e innovación. Se sabe que son costosos esos cambios pero de alguna manera el Gobierno debe hacer el seguimiento para que el uno a uno del plan no se pierda y los chicos puedan seguir aprendiendo junto con la tecnología.

“Ha habido muchos casos donde se entregaban los equipos y quedaban guardados en un aula de la escuela por un año porque nadie sabía manejarlos. Entonces esos equipos se desvalorizan en poco tiempo porque al año siguiente ya son viejos

En su relato, la profesora de Informática acentuó: “En el Arzeno las cosas funcionan porque hay recursos, se cambian los equipos e intentamos actualizarnos sobre programas todo el tiempo. También contamos con un analista en sistemas que pone al día todos los equipos”. Eso da la pauta de que es necesario el apoyo y soporte de recursos, cuando la escuela es privada puede llegar a conseguirse desde otro lado pero cuando la escuela es pública, los ingresos sólo llegan desde el Estado y si no llega lo suficiente como para mantener lo equipos o que los docentes estén bien capacitados en su uso, toda la inversión realizada en equipamiento se pierde.

Aún así, Laura destacó que en viajes y congresos se ha dado cuenta que nuestro país está un pasito más adelante que los otros en Latinoamérica respecto del uso de nuevas tecnologías y que siempre sus colegas extranjeros admiran el impulso y la facilidad que tienen los argentinos para arreglárselas con lo mínimo. Otra cuestión que remarcó fuertemente es la idea de que tampoco es tan simple dar clases con TIC, para ello es necesario conocer a fondo la tecnología y actualizarse constantemente.

Desafío para dar clases con TIC

Nadie nace sabiendo

 Alguna escuelas en Rosario están más modernizadas que otras, lo mismo sucede en el resto del país. Y si se compara con países de afuera la diferencia puede ser abismal. Pero como ya se dijo antes, la tecnología por sí sola no viene a salvar el futuro de la educación. Asimismo, no debe ser vista en términos apocalípticos. Es necesario buscarle la vuelta y conocer el punto donde los niños y jóvenes se interesen por aprender.

Laura subrayó varias veces la idea de que los chicos no nacen sabiendo a usar la tecnología. Se supone que es su hábitat natural y que por ello se los llama nativos digitales. Pero hay todo un mundo que desconocen y con el cual pueden asombrarse en el aprendizaje.

Los profesores y maestros nunca deben desanimarse ni dejar de reinventarse y conocer para poder trabajar junto con los alumnos y construir conocimiento. Definitivamente aquello que desconocen tampoco les será de agrado para enseñarlo o incluso podrían menospreciar la utilidad de esas tecnologías en la enseñanza. Es menester probar, equivocarse y aprender también de lo que los chicos traen pero por sobre todo saber que los profesores están ahí para enseñar y que las computadoras no son más que un recurso viable para enseñar, pero no el único y el mejor.

, , Educación

Leave a Reply